Producción: Dirk Gently Holistic Detective Agency
Creador: Max Landis
Año: 2016 – 2017
Plataforma: Netflix

 

En cinco líneas esta serie:

Es de fantasía y ciencia ficción

Tiene elementos de parodia

Tiene buen elenco

Puede recordar a otras series más exitosas

Se recomiendo solo para fans del género

 

  

 

¿No les ha pasado que alguien dice “Dios proveerá”? En un país como el nuestro dudo seriamente que le haya tocado un “el universo proveerá”. Para el caso el principio es el mismo: tratar de decir que algo en el universo o en el cielo, dependiendo su escala de valores, va dictando lo que nos va a ocurrir.

Todd Brotzman (Elijah Wood) tiene una vida, a su punto de vista, bastante mediocre: trabaja como botones en un hotel. Aunque el mismo día que su casero le destruye su automóvil y pierde su llave maestra, ocurre en ese hotel una masacre en sí misma anormal; Todd se descubre magullado y usando un abrigo de felpa blanca y, por si fuera poco, se queda sin empleo. Ese mismo día conoce a un inusual detective, Dirk Gently (Samuel Barnett), quien se deja guiar por sus corazonadas y además repite constantemente dos frases:  “Todo está interconectado” y ”Todd es mi mejor amigo”.  

Todo este universo extraño se configura durante el primer episodio de la primera temporada. Una de las curiosidades de la serie corresponde a su génesis: se trata de una adaptación de la breve serie de libros escrita por Douglas Adams, famoso por ser el creador en 1981 del radioteatro The Hitchicker’s Guide to the Galaxy, que después fue novela, película (2005, Garth Jennings) y radioteatro de nuevo (2016, Dirk Maggs).

Dirk Gently resulta un tanto alejada de la temática de The Hitchicker’s y tiene mucho de Doctor Who. La idea detrás de Gently es que formaría parte de las aventuras del Doctor; sin embargo, no cuajaban dentro de ese concepto, así que Adams escribió las dos únicas novelas. Entre el 2010 y 2012, la BBC hizo una miniserie de cuatro capítulos que no terminó de convencer. Finalmente la historia del detective holístico la retomó Max Landis con un guión relativamente inteligente, que cumple con la premisa de seguir con el flujo de los acontecimientos, aunque sin una explicación clara. La serie tiene elementos de fantasía y ciencia ficción con un grado de parodia sofisticado, y que recuerdan por momentos –ofrezco disculpas para quien se sienta ofendido– a Rick & Morty.

Un punto a favor de la serie, nos hace cuestionar cómo hacemos las cosas y si ese es el correcto devenir, tal como los personajes lo hacen conforme avanza la historia: ¿Qué tan libres seríamos si supiéramos cómo funcionan los hilos de la vida?¿El destino existe? y más recientemente ¿Por qué Dirk Gently forma parte de una profecía en el mundo fantástico de Windimoor? Esta última pregunta ya pertenece a la segunda temporada, por lo que solo les puedo decir, libre de spoilers, que el axioma cambia.

Dirk Gently se tiene que dejar fluir, pues el meollo del asunto radica en “ser una hoja en la corriente de la creación del universo”.

 

 

add_filter( 'the_title', 'max_title_length');