Quizá la diferencia más notoria entre la serie de HBO y los libros en los cuales se basa está en el título mismo. Mientras que la serie lleva el nombre de Game of Thrones (Juego de Tronos), la saga de la que deriva se llama A Song of Ice and Fire —sí, Una Canción de Hielo y Fuego. De hecho, Game of Thrones denomina solo al primer volumen de los cinco ya existentes, dentro de una serie que se ha planeado concretar en siete libros. Tal vez sea por esta diferencia que los fans de la serie de televisión estamos preocupados por ver quién se queda con el trono, mientras que los más clavados saben que, en realidad, la historia gira alrededor de quién se queda con la profecía. ¿Cuál profecía? La de la Canción de Hielo y Fuego.

Con la ayuda de Kim Renfro y su artículo en Business Insider, aquellos fans que aún no nos metemos de lleno en este asunto de la profecía, podemos empezar a entender mucho de lo que va suceder en estos escasos cuatro capítulos que le quedan a la séptima temporada de nuestra serie favorita.

 

 

Tres versiones de la misma profecía

En el universo de Game of Thrones existen múltiples recuentos de un héroe legendario. Cada región de Westeros parece nombrar de forma diferente a este héroe, ya sea Azor Ahai, El Príncipe Prometido o bien el Último Héroe. Las similitudes entre cada versión nos podrían hacer pensar que son la misma persona.

 

 

Azor Ahai

Esta leyenda surge de los textos ancestrales de Asshai, y cuentan sobre un héroe proveniente de R’hllor, El Señor de la Luz, que reencarnará para combatir la oscuridad. Melisandre, sacerdotisa del Señor de la Luz, ha hablado en varias ocasiones sobre Azor Ahai, y cuando la conocimos por primera vez proclamó a Stannis Baratheon como la reencarnación de este héroe.

La sacerdotisa menciona en el segundo libro: “Llegará aquél día, después de un largo verano, que las estrellas sangrarán y el mundo se cubrirá con el aliento helado de la oscuridad. En este momento de terror, un guerrero forjará una espada incandescente, esa espada será Lightbringer, la Espada Roja de los Héroes, y aquél que la empuñe será Azor Ahai reencarnado, quien destierre a la oscuridad.”

La historia de Lightbringer le es contada a ser Davos Seaworth a través de Salladhor Saan. En un principio, Azor Ahai forjó dos espadas, las cuales se partieron en pedazos cuando este trató de templar el acero. Y así llegó el tercer intento, según el recuenta de Saan: “Grande era su preocupación y su angustia, porque él sabía lo que tenía que hacer. Cien días y cien noches trabajo en su tercera espada, y mientras esta encandecía en el fuego sagrado, llamó a su esposa. “Nissa Nissa”, la llamó, “descúbrete el pecho, te amo más que a nada en este mundo”. Ella hizo lo que le pidió, y Azor Ahai le atravesó el corazón con la espada humeante. Se dice que su grito de angustia y éxtasis hicieron una grieta en la luna, y su sangre y su alma, y su fuerza y su coraje se fundieron con la espada.”

 

 

 

El Príncipe Prometido

Melisandre también menciona el título de El Príncipe Prometido para referirse a Azor Ahai. Este también es utilizado por otros personajes.

En los libros, la visión de Daenerys en la Casa de los Muertos Vivientes incluye una escena de su hermano Rhaegar y su esposa Elia Martell. Ella los ve cargando a un bebé, supuestamente su hijo, Aegon, y escucha al padre decir: “Él es el Príncipe Prometido, y esta es su canción de hielo y fuego.” En los libros hay pistas adicionales que indican que Rhaegar tenía una obsesión con esta profecía, y que deseaba que este héroe naciera de su descendencia.

Aemon Targeryen, el antiguo maester de Castle Black, también le habló de este Príncipe a Sam Tarly y menciona la estrella sangrienta, el humo y sal, justo como dice la profecía de Azor Ahai.

También en los libros, Barristan Selmy habla de la Bruja del Bosque. La bruja ha dicho que el Príncipe nacería de la descendencia de Rhaella y Aerys Targeryen (El Rey Loco y padre de Daenerys).

En la temporada seis, Melisandre resucita a Jon Snow y le dice que él es el Príncipe Prometido, renacido con el poder de R’hllor.

 

 

 

El Último Héroe

En el Norte, existe la leyenda del Último Héroe, la cual está conectada a Azor Ahai y el Príncipe Prometido. La vieja Nan le cuenta la historia del Último Héroe a Bran: “¿Qué sabes tú del miedo? Miedo hay que tenerle al invierno que trae profundas nevadas. Miedo hay que tenerle a la Noche Larga, cuando el sol se esconde por años y los niños nacen en la oscuridad y mueren en la oscuridad, cuando los White Walkers caminan en el bosque.”

Nan habla también de un héroe misterioso: “Cuando el frío y la muerte reinaban en la tierra, el Último Héroe decidió ir en busca de los Niños del Bosque, con la esperanza de que su magia ancestral pudiera traer de vuelta a los ejércitos que se habían perdido ante la oscuridad. El Héroe se internó en el bosque con su espada, su caballo, su perro y una docena de acompañantes. Por años buscó a los Niños del Bosque sin tener éxito. Uno a uno sus acompañantes fallecieron, su espada se congeló y se partió en pedazos cuando quizo usarla. Los White Walkers rastrearon su sangre caliente y se escabulleron hasta darle alcance, acompañados de arañas blancas del tamaño de un perro.” El relato de Nan es interrumpido, pero existen similitudes con la leyenda de Azor Ahai, no como un recuento más de la profecía, sino como un complemento que podría resultar crucial en el desenlace de la misma.

 

Los aspectos principales del Héroe

Hay rasgos concretos que nos pueden ayudar a identificar una eventual reencarnación de este Héroe tan solicitado: una estrella sangrienta anunciará su llegada, reencarnará entre la sal y el humo, empuñará un arma incandescente (Lightbringer), la creación de esta arma requerirá el sacrificio de un ser amado, despertará dragones de piedra, y nacerá de la descendencia de Rhaella y Aerys Targaryen.

Se puede especular mucho sobre qué personaje se ajusta más a esta descripción, pero esta discusión no va más allá de Jon o Daenerys.

 

 

 

Por qué Jon

En el capítulo final de la sexta temporada, se nos mostró finalmente la trágica historia del nacimiento de Jon. Su madre, Lyanna Stark, murió dándole a luz, pero no antes de pedirle a Ned Stark que lo adoptara y protegiera. Se ha comentado que en los libros hay un énfasis en la frase que Lyanna le enuncia a Ned antes de morir: “Prométeme.” ¿Será esta una interpretación de que Jon es el Príncipe Prometido? El padre de Jon es en realidad Rhaegar Targaryen, el hermano de Daenerys e hijo de el Rey Loco, Aerys. Este acontecimiento se conecta con la visión de Daenerys, en la que Rhaeger parece creer que de su hijo sería la Canción de Hielo y Fuego. Si Jon es el único descendiente de la casa Stark (hielo) y la casa Targaryen (fuego), la profecía le ajusta.

También, en aquél fatídico acontecimiento, Ned toma la espada cubierta de sangre de Ser Arthur Dayne y sube con ella a la torre en la que Lyanna daba a luz. Ned recuesta la espada al filo de la cama, mientras habla con Lyanna. La espada de Arthur Dayne, Dawn, se forjó de un material extraído de un meteorito. Esto significa que probablemente hubo una estrella sangrienta presente durante el nacimiento de Jon.

En lo que respecta a la sal y el humo, la escena del asesinato de Jon en los libros, nos muestra a Bown Marsh, quien llora lágrimas saladas, mientras que las heridas de Jon se describen como humeantes.

Queda pendiente la parte de que despertará dragones de piedra. Su ascendencia Targaryen, hasta ahora secreta excepto para Bran, seguramente será revelada en algún punto, ¿convirtiendo a Jon en un dragón que despertará de una piedra?

La última pieza del rompecabezas sería Lightbringer y el sacrificio de su Nissa Nissa. Podría ser que la espada de acero de Valyrian de Jon sea una especie de Lightbringer. La espada puede matar White Walkers y sabemos que el acero de Valyrian se forjó con magia ancestral, aunque esta le llegó sin un gran sacrificio. Podría ser que Jon aún tenga que hacer un gran sacrifico, para completar a satisfacción la profecía y convertirse en el tan esperado Héroe… (La muerte de Ygritte parece no traer la suficiente carga dramática.)

 

 

 

 

Por qué Daenerys

Daenerys nació en Dragonstone, rodeada de agua de mar (salada). La princesa literalmente despertó dragones de piedra cuando se inmoló con los fósiles de huevo de dragón en el funeral de Khal Drogo, y ella misma resucitó entre llamas. Todo esto se llevó a cabo mientras un cometa rojo, una estrella sangrienta, surcaba el firmamento. Podría ser que Khal Drogo es la Nissa Nissa de Daenerys, y que sus dragones son su Lightbringer. Después de todo, el fuego de dragón puede matar a los White Walkers.

Aemon Targaryen cree que Daenerys es el Príncipe Prometido. En los libros, el maester le dice a Sam que un príncipe es una mala interpretación de la profecía: “Los dragones no son ni macho ni hembra […] sino a veces uno y a veces el otro, tan intercambiables como la flama. El lenguaje nos confundió por miles de años. Daenerys es la elegida, nacida entre sal y humo.” Esta misma interpretación de la ambigüedad de género de la profecía nos fue reforzada en el segundo capítulo de la séptima temporada por Missandei, en la reunión que tuvo Daenerys con Melisandre.

También vimos a otra sacerdotisa de R’hllor, Kinvara, quien apareció en la sexta temporada, decirle a Tyrion y Varys que Daenerys había sido escogida como el héroe que lucharía contra la oscuridad que se aproxima.

 

Dos partes de una misma profecía

Existen fuertes argumentos para pensar que Jon y Daenerys son parte de la misma profecía. Al parecer, la misma Melisandre así lo piensa. Cuando Daenerys le pregunta si ella cree que la Madre de los Dragones es el héroe que está esperando, la sacerdotisa le responde que “las profecías son peligrosas”, pero que seguramente ella tendrá un papel importante en la lucha que se avecina, “así como alguien más: El Rey en el Norte, Jon Snow.”

Si algo está claro, es que los nuevos giros inesperados de esta historia tendrán lugar respecto a esta profecía, la cual lleva seis temporadas, escondiéndose a plena vista, entre los miles de detalles de la serie y que, en el ocaso de la saga, empieza ya a tomar el centro del escenario.

¿Serán Jon y Daenerys dos partes de la misma profecía? ¿Qué papel va a jugar Bran y la similitud de su viaje al del Último Héroe? ¿Quién de estos tres personajes en verdad podrá sobrevivir a esta locura? La clave parece estar frente a nuestras propias narices.

 

 

add_filter( 'the_title', 'max_title_length');