Macabro es uno de los festivales de cine de género mejor establecidos en nuestro país, y en ésta, su decimosexta edición, no sólo estará llenando nuestras pantallas y corazones con lo mejor del terror, sino que además, partiendo de su tema principal del año: el horror religioso, nos invita a celebrar con ellos el nacimiento del mayor héroe del cine de horror en México: El Santo.

¿Quién fue este per-so-na-ja-zo, bendito entre los hombres? Rodolfo Guzmán Huerta, el enmascarado de plata, fue un luchador, productor y actor de cine mexicano, protagonista de cincuenta y dos películas Serie B donde, ataviado en su traje de luchador, se enfrentaba a un sinfín de enemigos que oscilaban entre monstruos, mafiosos, científicos malvados y alienígenas. A veces solo, a veces acompañado por compañeros del cuadrilátero, El Santo se convirtió en un ícono en el género del horror en México y más allá… ¡Vaya! Que hasta en Turquía sus películas eran consideradas verdaderas gemas por la audiencia.

La cultura de la lucha libre no fue lo único que lo volvió tan popular, sino la idea de un súper-hombre que, a pesar de su humanidad, era capaz de enfrentarse a los “demonios” que asediaban (y asedian aún hoy) a la sociedad mexicana.

“El rito de la pobreza, de los consuelos peleoneros dentro del gran desconsuelo-que-es-Ia-vida, la mezcla exacta de tragedia clásica, circo, deporte olímpico, comedia, teatro de variedad y catarsis laboral”. Así fue como el escritor y periodista Carlos Monsiváis describió a nuestro héroe enmascarado en uno de sus escritos. Básicamente un Superman de pueblo, que llegó también como uno de los más fuertes pilares dentro de las artes y ciencias cinematográficas de nuestro país.

El legado de tal personaje ha sido tal que incluso se le ha invitado a participar en filmes lejanos, tan absurdos como reales, como lo son la cinta canadiense Jesucristo Cazavampiros (Demarbre, 2001), donde el hijo de Dios y El Santo (no el verdadero, sino un homenaje) unen fuerzas para combatir una plaga de vampiros que ataca Canadá.

Los trazos de este justiciero plateado son aún bien visibles en el cine de horror que se hace en México, ¿y cómo iba a no serlo? si por muchos es considerado como el verdadero precursor del género. Pensemos en cintas como la maravillosa Los Parecidos (2015) del realizador Isaac Ezban, donde, intencional o no, es imposible no notar la herencia de El Santo.

Para celebrar el nacimiento de este héroe nacional, Macabro estará proyectando el clásico Santo en La Venganza de la Momia (Cardona, 1971) como parte de su programación especial. El festival de cine se realizará del 16 al 27 de agosto, con diferentes sedes por toda la ciudad. Para ver la cartelera completa, pueden visitar la página oficial del evento:

 

Pueden revisar la información oficial del evento aquí.

 

 

add_filter( 'the_title', 'max_title_length');