Producción: Master of None
Creadores: Aziz Ansari, Alan Yang
Año: 2017
Plataforma: Netflix

 

En 5 líneas esta serie:

Es la segunda temporada de la serie original de Netflix

Es comedia inteligente característica de Anzari

Es de atención al detalle y “grandes-pequeños” momentos

Cuenta con un soundtrack sobresaliente

Se acerca más al movimiento mumblecore

 

   

 

Después de poco más de un año, Netflix estrenó este 12 de mayo la segunda temporada de una de nuestras series de comedia predilectas, Master of None, creada por el comediante Aziz Ansari y su colega Alan Yang. La premisa sigue siendo la misma, ¿cómo enfrenta un hombre promedio el viaje turbulento a la madurez?, con todo lo que esto implica.

Al final de la primera temporada, Dev (Ansari) toma la repentina e inesperada decisión de ponerle una pausa a su vida para vivir unos meses en Italia, tras una dolorosa ruptura con su ex novia Rachel (Noël Wells). Los primeros episodios de esta temporada siguen esa línea, al ambientarse en Modena y mostrar los lazos que Dev ha logrado construir durante su estadía, los cuales se volverán circunstanciales para el desarrollo de la temporada. El primer capítulo en blanco y negro El Ladrón, hace homenaje a la clásica película neorrealista, El Ladrón de Bicicletas de Vittorio de Sica.

Master of None se ha diferenciado de otras comedias por el astuto humor de Ansari y el crudo realismo con el que relatan la vida cotidiana. Es fácil sentirte identificado con cada episodio, ya que en estos se nos muestran escenarios en los que todos nos hemos encontrado en algún momento de nuestras vidas. Esta temporada se centra en el camino de Dev hacia una vida más estable, haciendo énfasis en sus relaciones, al igual que las del resto del elenco. Durante estos diez episodios, ese sentimiento de afinidad se triplica, entregándonos capítulos con un gran sentimiento de intimidad y sinceridad. Ciertamente, debido a la naturaleza sentimental de esta segunda temporada, los episodios están cargados de emotividad en diferentes planos.

El soundtrack de la serie merece ser mencionado. Va desde Kraftwerk, David Bowie, 2Pac y New Edition, hasta llegar a Italia con Lucio Aracri y Ennio Morricone. Ciertamente, todo melómano sabrá apreciarlo, una joya etérea. La fotografía también es un gran punto a favor, en particular las escenas ambientadas en Italia. Los cuadros, del mismo Ansari quien dirige, tienen una vibra fresca, cargada de colores cálidos que inmediatamente te envuelven evocando tranquilidad. Da la sensación, aunque parezca cursi, de un verano de ensueño, justo como imaginas serían unas vacaciones idílicas en una pequeña y pintoresca ciudad del mediterráneo.

Con Master of None, Aziz Ansari nos demuestra su habilidad para generar comedia astuta, sarcástica y un tanto ácida, capaz de llegar hasta el público más difícil. Sin duda su enfoque le da un toque único a lo que podría ser la vida de cualquiera, tratando el sinfín de grises que existen entre el blanco y negro, evidenciando la complejidad de la vida y en algunas ocasiones su simple belleza. No cabe duda, esta producción tiene el potencial para convertirse en una de las mejores series cómicas de la década. A pesar de la simplicidad aparente de su trama, es su ejecución lo que la hace tan ligera, cruda, divertida, fresca e imperdible. Ahora sólo queda otro año más de agonía y espera aunque seguro valdrá la pena.

 

 

add_filter( 'the_title', 'max_title_length');